Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 abril 2008


El amor no es el amor, el amor nunca cambia y sólo es amor cuando soporta las tempestades. Esta película se me hace muy bien lograda y es una historia de amor que nos lleva a reflexionar sobre la forma como nos enamoramos.

Kate Winslet interpreta a Marianne una joven de campo, que vive con sus hermanas y su madre. Ella es solo sentimientos, nada puede ocultar, nada puede dejar de sentir sin expresarlo en una sociedad en donde expresar los sentimientos es signo de mal gusto, y más cuando de quien se enamora no posee más fortuna que sus sinceros sentimientos.

Por su parte su hermana Elinor es sólo sensatez, no expresa nada, ni confía en nadie, aún así se enamora de Edward Ferras, interpretado por Hugh Grant, un hombre también sensato, pero poco expresivo.

Además de la crítica social, la película plantea dos interrogantes: ¿Son los sentimientos los que deben guiar el camino del corazón? ¿Es la razón la que debe decidir y escoger?.

Si se deja que sólo sean los sentimientos los que guían el corazón será más fácil caer en la desesperanza, sobretodo cuando quien ha profesado amor, termina decepcionando.

Si el amor llega de manera sensata, entonces al final  los sentimientos también buscarán la manera de salir del cuerpo y tampoco es bueno andar desconfiando, ni dejar de expresar lo que se siente, porque hasta se puede correr el riesgo de perderlo todo o de escoger a quien no se quiere.

Al final la película parece llegar a la conclusión de que son la sensatez y los sentimientos juntos los que deben convertirse en la forma de amar, aunque siempre será muy cierto que los sentimientos fluyen de tal forma que se hace difícil hacerlos  pasar por la razón.

Buena película por la forma como recrea el estilo de vida londinense en el campo y en la ciudad, también por el guión que además de ser muy bello, viene acompañado de fragmentos de los sonetos de amor de Shakespeare.

Read Full Post »

La corrupción y la ausencia de propuestas sociales en los partidos que tradicionalmente han tenido el poder parecen estarle abriendo un camino seguro a la izquierda en América Latina. Los resultados de las elecciones en Paraguay también confirman lo que hace rato viene haciendo eco en la región: América Latina está transitando hacia la izquierda.

En total son siete países los que cuentan con gobiernos de izquierda: Uruguay, Argentina, Bolivia, Chile, Venezuela, Brasil y ahora Paraguay, que lo hace en medio de una contienda electoral en donde la participación llegó al 68% de la población votante.

Mientras tanto en Colombia, ya es cada vez más difícil o mejor imposible ocultar los vínculos de nuestra clase política con los paramilitares.

Y desde la oposición – que bien han sabido hacer- los líderes de izquierda hacen ruido con sus trompetas y  se escuchan con más fuerza, y ahora un poco más alejados de los radicalismos extremos de su tradicional discurso; para dar paso a un Carlos Gaviria, un Gustavo Petro y un Jorge Robledo, por nombrar algunos de sus más destacados nombres, menos pasionales y más llenos de argumentos.

Si el desgaste de los partidos de ahora continúa, a la par que sus pocas estrategias sociales, entonces la izquierda deberá saber aprovechar la coyuntura polítca y alistar baterías para evitar la continuidad de estas aguas turbulentas en que parece sumarsen muchos de nuestros países hermanos.

Ojalá ese giro a la izquierda en la América Latina sea interpretado por sus líderes como un claro llamado para buscar las reformas sociales tan pendientes en muchos de nuestros países con brechas importantes  en salud, educación y distribución del ingreso, así como la sed de gobiernos democráticos y legítimos en el ejercicio del poder, sin sombras, transparentes

Amanecerá y veremos?

Read Full Post »

No había visto la película, pero que hermosa visión del lider de la revolución cubana y como no inspirar una revolución, en medio de un viaje por nuestra hermosa latinoamérica, la misma que está inmortalizada en la literatura, la misma que nos habla de civilizaciones maravillosas: Los maya, los Inca, los Araucos, no importa su origen, una sola América Latina.

La película es inspiradora, particularmente me gustó la escena de Machu Picchu y esa analogía entre la ruta de los incapaces y la ruta del Inca, que bella metáfora, y que bella comparación entre españoles y latinoamericanos, esa América india es camino de vida y fiolosofía de vida.

Recorrer en esa pequeña moto, casi destartalada, las llanuras argentinas, la selva ecuatoriana, las montañas peruanas, la guajira colombiana, debe ser como la vida misma, que se va haciendo el camino con una fe casi ciega, pero no por eso menos inspiradora de bellos ideales.

El che que muestra la película, nos habla de un amigo fiel, de una mente inquieta, de un espíritu latinoamericano en la sangre, de la justicia, de la compasión, y de esos ideales de forjar una sociedad más justa.

Lo de ahora?, los que sienten de verdad al Che deben amar la vida, amar la justicia, amar la revolución con armas o sin armas, pero respetuosa de la libertad humana, valor tan preciado, valor que deben respetar quienes supuestamente enarbolan la bandera de la revolución, la misma que inspiró el Che en Latinoamérica.

Read Full Post »

Hay muchas clases de mujeres, pero hay una colombiana que me sigue sorprendiendo y que creí había perdido su fortaleza –sobretodo por las imágenes que dieron la vuelta al mundo en donde se observa a Ingrid demacrada, casi sin aliento y de mirada triste-.

Pero su carácter casi temerario parece que sigue latiendo, no es la primera vez que Ingrid Betancurt hace huelga de hambre, la hizo en sus correrías por el congreso, cuando empezó a hacerse conocer en el escenario político, junto con Guillermo Martínez Guerra. Eran conocidos como  “Los Mosqueteros” y hacían ese tipo de acciones de protesta como poner cinta en sus bocas y dormir en los recintos del Congreso, sin probar bocado, en medio de uno de los capítulos políticos más bochornosos: El proceso ocho mil.

Pero la huelga de hambre que emprendió en medio de un cautiverio de seis años, que para una mujer como ella, tan brillante, inteligente y soñadora, deben ser cien años; parece ser un grito urgente de libertad, y tal vez esta vez cómo ella mismo lo afirma sea más dulce la muerte, que seguir prisionera, pero igual este acto más temerario que valiente, es una proclama de que sí es libre todavía.

El alma de una mujer fuerte no tiene cadenas, el alma humana es difícil de encadenar. Nadie puede hacer prisioneros ni los sentimientos, ni los pensamientos, ni las ideas, esa es la única forma de libertad que les espera a todos nuestro secuestrados. Ojalá no lo fuera.

Sigue el diálogo de sordos, y una valiente mujer pone su vida en riesgo y los presiona para buscar una salida, vaya diálogo de sordos ojalá no terminen tragándose su vida y la de todos los valientes y cada vez más temerarios secuestrados en Colombia.

¡Libérenlos Ya!.

Read Full Post »