Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 mayo 2008

Parece que hacer política en Colombia ahora es cuestión de estar o de las Farc o de los Paras.

Ya sea para buscar una posición ventajosa frente a la opinión, por sacar unos cuantos votos en regiones donde estos movimientos al margen de la Ley tienen influencia, o simplemente para engancharse en la no despreciable popularidad que arrastra a quienes se abanderan del Acuerdo Humanitario.

Lo cierto es que el computador de Raúl Reyes está dando para todo, y se ha ido destapando de a poquitos, ahora es la versión de que el Polo, partido de izquierda, tiene vínculos con las Farc, a lo que decididamente Gustavo Petro ha salido a decir que de comprobarse estos nexos, el Polo debe acabarse, pues se rompería el pacto que le dio origen al movimiento integrado por miembros del M-19.

De continuar esta serie de denuncias, que de hecho no se deben pasar por alto, estaríamos ante una clase política de la cual poco o nada hay para rescatar y todos untados, obligan a formular muchas preguntas en el ya difícil panorama político colombiano: ¿Qué va a pasar con el Congreso?, ¿ Cuál es el futuro de una reforma constitucional para el tercer periodo de Uribe?, ¿Se deben revocar los partidos a los que les sean comprobados nexos con paras o farc?.

Este escenario político, constante en Colombia, es donde han germinado la violencia de origen político, y las guerrillas, la más popular y sangrienta de la historia de este país: Las Farc.

Ahora con la muerte de su máximo líder, seguramente deberá replantear mucho de lo que hasta ahora ha sido su lucha armada financiada con el narcotráfico.

Los muchos golpes militares que le ha propiciado el Gobierno actual, y la reciente estrategia para desintegrar a sus miembros, ofreciendo recompensas para quienes liberen los secuestrados, aparentemente podrían llevarla al fin.

Siempre se ha afirmado que para obligar a las Farc a negociar, se debían debilitar militarmente, si esto es lo que el Gobierno está seguro ha logrado a través de inteligencia militar en los últimos tres años, entonces lo que extraña es el silencio de los nuevos jefes guerrilleros.

El silencio de las Farc tiene la atención de los colombianos, que esperan que por fin este país encuentre caminos de reconciliación y reconstrucción de su escenario político, la pregunta válida es ¿con quién? Si al parecer nadie se salva.

Anuncios

Read Full Post »

La política exterior de Uribe, totalmente alineada al discurso antiterrorista del coloso del norte, tiene a Colombia distanciada de América Latina.

Los nuevos asuntos que centran la atención en el sur del continente como por ejemplo el tema energético en Uruguay y Argentina, los temas de integración económica entre andinos (CAN) y la Unión Europea (UE) y entre los mismos latinoaméricanos parecen tener poca importancia estratégica para el mandatario colombiano.

En cambio, sigue recurriendo a estrategias mediáticas para tratar asuntos de seguridad que deberían se pasados por las vías judiciales y diplomáticas que existen, sin deteriorar aun más las relaciones con nuestros países hermanos.

Está claro: América Latina está llamada a la integración económica y a la alineación política en torno a la defensa de los verdaderos intereses de su región, unida y a través de escenarios de negociación en bloque para construir relaciones más benéficas en el continente.

El discurso en el escenario regional está cambiando, el interés de los líderes latinoamericanos está dando paso a asuntos más económicos y sociales y a la resolución pacífica de los conflictos en espacios multilaterales, como el que propicia la Cumbre que se celebra esta semana entre la Unión Europea y la Comunidad Andina del Caribe.

Cumbre que ojalá no se convierta en escenario de declaraciones subidas de tono entre Uribe y Chávez.

Nuestra Colombia luce desgastada en el escenario internacional, su discurso antiterrorista made in usa ya no tiene el mismo efecto.

Nada cambia, nada pasa en Colombia, la historia se repite. Hoy nuestro Congreso no lo tienen infiltrado los narcos, sino los paras, nuestro Presidente no está trabajando para la segunda reelección, sino para la tercera. Nada pasa, la historia se repite y los colombianos parecemos desconocerla.

Read Full Post »

En la última semana, los colombianos nos hemos visto inundados de noticias sobre guerra: Sale el Ministro de Defensa y dice que hay un plan para atentar contra su vida por parte de las Farc, luego son los mitos y verdades del computador de Raúl Reyes, la caída de los mellizos, el Gobierno nuevamente le sube el tono al discurso con nuestros países hermanos: Venezuela y Ecuador, y a esto se suma la extradición de los cabecillas paras.

Mientras esto ocurre, debajo de la cortina de humo que producen las fuentes militares y de defensa, se esconde una dura crisis política, un congreso inexistente, una Ley de Justicia y Paz que al parecer es más impunidad que reparación, un acuerdo humanitario olvidado y las ineficiencias de un Sistema de Salud que salieron otra vez a relucir con la muerte del senador Castro Caicedo por supuesta negligencia en la atención médica.

Y de seguro también se esconden los intentos reeleccionistas.

Será que en medio de este carnaval de noticias guerreristas, los colombianos seguiremos sumidos en tremendo letargo político.

Y ¿dónde está la oposición?, ¿cuál es la posición de los colombianos?…

Parece que la cortina de humo uribista tiene encantado a todo el mundo, incluidos los medios.

Read Full Post »