Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 noviembre 2014

La inminente liberación del General Alzate, sus acompañantes y los dos soldados retenidos en Arauca son una crónica anunciada desde el mismo día en que se dio a conocer la noticia de las retenciones en Las Mercedes, Chocó, y en Arauca.

Los colombianos nos enterábamos con cierta desazón de la noticia, por lo menos los que le apostamos a la negociación como salida al conflicto, sentimos como un baldado de agua fría las declaraciones del Presidente de la República sobre la suspensión de los diálogos.

Mientras tanto, los detractores no tardaron en enfilar su artillería contra el proceso y regresar al lenguaje guerrerista del que tanto abusamos en el país polarizado que nos tocó vivir durante los dos mandatos del Presidente Uribe.

¿La pregunta  ahora no es quien gana con la liberación?, si no que buscan las Farc…A mi modo de ver, estas “retenciones” se convirtieron para la guerrilla en la mejor forma de dar un golpe de opinión a quienes están en contra de las negociaciones, y a quienes aún no reconocen que nos encontramos negociando en medio del conflicto.

Sí, las Farc con estas liberaciones darán lo que tanto se les reclama ” hechos de paz”, así que el General se convirtió así no más y de repente en el protagonista de una liberación anunciada y en una especie de bandera política para callar a quienes insisten en que los militares están secuestrados, en que no se puede negociar con criminales y en que negociar es entregar el país, que no son otros que los llamados “enemigos del proceso”.

Lamentablemente, esta pesca sí fue “milagrosa” y además de gran poder para la opinión pública, hacía rato no éramos testigos de las ya mediatizadas crónicas anunciadas de liberaciones…

Creo que los colombianos ya estamos familiarizados con el paso a paso y el lenguaje usado en cada liberación: “Aún no tenemos coordenadas”, “mientras persistan los operativos no se darán liberaciones”, “primero serán liberados…”, “víctimas piden al Presidente no intentar rescate”, “CICR confirma liberación”, “el mal tiempo podría retrasar la operación”…

Ojalá después de este episodio, tengamos las coordenadas para avanzar en la negociación y resolución del conflicto, mientras esto sucede, esperamos que los “detractores del proceso” entiendan que es mejor un acuerdo negociado que un conflicto eterno…

Sí que lo es, como lo es prepararnos como sociedad civil para asumir los costos del posconflicto.

Vamos a ver si seguimos discutiendo sobre las VIP en los estratos altos, si seguimos discutiendo por la financiación del metro o si comenzamos a preguntarnos como ciudadanos qué somos capaces de hacer para construir la paz.

Anuncios

Read Full Post »