Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 octubre 2008

Las consultas para los tres partidos más representativos en Colombia mostraron un desorden que no sólo es responsabilidad del Estado, también de estas colectividades.
La jornada electoral bien podría ser el reflejo fiel de lo que son hoy día los partidos en Colombia.
Las consultas internas ,realizadas ayer, evidencian el poco esfuerzo  por divulgar al interior de sus partidos y en los distintos sectores sociales, que dicen representar, los mecanismos de votación, la forma de hacerlo correctamente y la importancia de ejercer un voto a conciencia.
Las razones abundan: Muchos de los votantes no sabían que hacer con unos tarjetones con sólo números que no venían acompañados ni siquiera de la foto y el nombre del candidato, y por eso la actitud frecuente era acercarse a los jurados de votación a solicitar información sobre las colectividades.
El Polo Democrático que permitió la participación en la consulta de jóvenes entre los 14 y 17 años de edad, también se quedó en buenas intenciones, muchos de estos votos fueron nulos, evidenciando que los menores no tenían idea de cómo votar en el tarjetón.
A esto se suma, que la Registraduría no garantizó que en los puestos de votación se pudiera entintar a los jóvenes, lo que permitió muy seguramente que algunos de ellos votaran dos veces.
La jornada electoral deja un mal sabor, porque parece que en los más de dos millones de votantes, se esconde la responsabilidad de divulgar las consultas, de educar al electorado y promocionar el conocimiento de las colectividades para fomentar el voto a conciencia.
Sin duda:Los más interesados en asumir este rol son los partidos políticos, sin esconderse en que no tienen los recursos y el apoyo del Estado.
También el Estado y los medios de comunicación que poco hacen por fortalecer y difundir nuestro sistema electoral.
Aún así: Sorprende que los dirigentes de estas colectividades se quejen y culpen al Registrador porque en algunas mesas faltaron tarjetones, cuando en otras ni siquiera se alcanzó el 1% de la población habilitada para votar.
En definitiva: Mucho desorden, falta de información y conocimiento por parte de los electores.
Y ni siquiera la hora adicional ayudó a cambiar los resultados de lo que fue producto de la mala planificación y la poca divulgación.

Anuncios

Read Full Post »